Alfredo Pérez Rubalcaba fue distinguido político español. Una figura de importancia dentro de las filas del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Nació el 28 de julio de 1951 en Solares (Cantabria). Hijo de María Dolores Rubalcaba y Alfredo Pérez, un aviador del bando sublevado durante la Guerra Civil, que después desempeñó un papel como piloto de Iberia.

El diplomático estudió en el Colegio del Pilar en su juventud y Ciencias Químicas en la Universidad Complutense de Madrid, en la cual se doctoró con honores en el año 1978. Fue profesor de la misma al igual que trabajó como profesor titular de química orgánica en las universidades de Constanza, en Alemania y Montpellier, en Francia. El político se casó Pilar Goya, a quien conoció en la universidad en 1979 y con la cual no tuvo hijos.

Su actividad diplomática comenzó en el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en el año 1974, trabajando en conjunto con la Federación Socialista Madrileña y luego, en las comisiones de Enseñanza e Investigación del partido socialista. Del mismo modo, prestó apoyo en el Grupo Parlamentario Socialista.

Alfredo P. Rubalcaba murió el 10 de mayo de 2019 en el hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, Madrid a sus 67 años como consecuencia de un ictus (infarto cerebral). A lo largo de su carrera recibió varias distinciones y decoraciones, entre ellas: Gran Cruz de la Orden de Carlos III, Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio, Medalla del Mérito Policial y Gran Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil.

La trayectoria política de Rubalcaba

Años más tarde, al ingresar en el PSOE, llega al poder en 1982 y asume distintos cargos relacionados a la Educación. Su vida cambia por completo al dejar la docencia y dedicarse a la Administración. Es así como inicia su trayectoria ininterrumpida de más de 10 años en el mismo Departamento, lo que le otorgó un amplio conocimiento del mundo educativo.

En mayo de 1985, ejecutó un cargo de director general de Enseñanza Universitaria. En 1986, fue nombrado secretario general de Educación y, en julio de 1988 fue reconocido como Secretario de Estado de Educación. Los duros años que pasó en el Ministerio de Educación fueron esenciales para su carrera política. Tuvo un rol fundamental en el desarrollo de las reformas educativas planteadas por el Gobierno socialista y en la gestación de normas de gran trascendencia como la Ley de Reforma Universitaria (LRU), la Ley de Fomento y Coordinación General de la Investigación Científica y Técnica (Ley de la Ciencia), y, especialmente, la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE).

En el transcurso de 1992 y 1993, fue ministro de Educación y Ciencia. Y, tras las elecciones generales llevadas a cabo en 1993, Felipe González lo nombra ministro de la Presidencia y de Relaciones con las Cortes, cargo que siguió ejerciendo hasta las elecciones generales de 1996. En las elecciones generales celebradas en marzo de 1996, triunfó el partido popular y Alfredo fue elegido diputado.

En el XXXIV Congreso del PSOE de 1997, es nombrado miembro de la Ejecutiva y Secretario de Comunicación. Cabe destacar que Alfredo Pérez Rubalcaba fue uno de los creadores del pacto de estado contra el terrorismo que se firmó el 12 de diciembre del año 2000 por el Partido Popular y el PSOE.

Los primeros meses del 2001, Rubalcaba tomó la dirección de la Fundación Proyecto Global, que fue dirigida por Felipe González. Posteriormente a la victoria del partido socialista en las elecciones generales de marzo de 2004, que trajeron de vuelta a la presidencia a José Luis Rodríguez Zapatero, Alfredo Rubalcaba pasó a ser el nuevo portavoz del Grupo Socialista en el Congreso.

Dos años después, el 11 de abril de 2006, entra en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero como ministro de Interior. En octubre de 2010, en un ajuste del gabinete, Zapatero lo nombró Vicepresidente Primero y Portavoz del Gobierno.

En las elecciones generales del 20 de noviembre de 2011, el PSOE consiguió tener 110 escaños, y Rubalcaba pasó a convertirse en líder de la oposición. Acto seguido, en el Trigésimo octavo Congreso Federal Socialista, fue escogido Secretario General del Partido. Gracias a su trayectoria profesional y carisma, se iniciaron especulaciones que señalaban a Rubalcaba como posible sucesor de Zapatero y como aspirante del PSOE a las elecciones de 2012. Los infundios fueron ciertos, y en julio de 2011, Rubalcaba renunció a sus cargos en el gobierno para proclamarse candidato oficial de PSOE a las elecciones generales.

Debido a los malos resultados obtenidos por el PSOE en las elecciones europeas del 25 de mayo de 2014, Rubalcaba comunicó abiertamente su decisión de citar un congreso extraordinario del partido para que en él se seleccionara un nuevo secretario general. Al salir de la política, Rubalcaba volvió a su rol como docente en la Universidad Complutense de Madrid. No obstante, nunca abandonó por completo la vida pública pues fue parte del Consejo Editorial del diario El país y participó numerosos foros, conferencias y debate. Luego de su fallecimiento, el Congreso de los Diputados se dio la tarea de reconocer a Alfredo Pérez Rubalcaba como uno de los políticos más relevantes de la historia de España.